Y vos... ¿Sos RESILIENTE?

Y vos... ¿Sos resiliente?

 

Lic. Anabella López Piñeyro      

PSICOPEDAGOGA

15-6464-3973 / anabella@centrocadaques.com.ar

 

 

El término resiliencia se refiere a la capacidad de las personas para sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas. Cuando un sujeto o grupo es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada, y puede adaptarse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por éstos.

Desde la Neurociencia, se considera que las personas más resilientes tienen mayor equilibrio emocional frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión. Esto les permite una sensación de control frente a los acontecimientos y mayor capacidad para afrontar los desafíos que la vida nos propone.

Podría decirse entonces, que la resiliencia es la "entereza" más allá de la resistencia. Es la capacidad de sobreponerse a un estímulo adverso.

Para saber si sos una persona "resiliente", te propongo que pienses si contás con estas cualidades:

·         Sentido de la autoestima fuerte y flexible

·         Independencia de pensamiento y de acción

·         Habilidad para dar y recibir en las relaciones con los demás

·         Alto grado de disciplina y de sentido de la responsabilidad

·         Reconocimiento y desarrollo de tus propias capacidades

·         Mente abierta y receptiva a nuevas ideas

·         Disposición para soñar

·         Gran variedad de intereses

·         Sentido del humor

·         La percepción de tus propios sentimientos y de los sentimientos de los demás

·         Capacidad para comunicar estos sentimientos y de manera adecuada

·         Una gran tolerancia al sufrimiento

·         Capacidad de concentración

·         Las experiencias personales son interpretadas con un sentido de esperanza

·         Capacidad de afrontamiento

·         Apoyo social

·         La existencia de un propósito significativo en la vida

·         La creencia de que uno puede influir en lo que sucede a su alrededor

·         La creencia de que uno puede aprender con sus experiencias, sean éstas positivas o negativas

 

Como verán, esta batería de herramientas nos permite estar más preparados a la hora de afrontar las grandes experiencias y cambios en la vida (tanto positivos como negativos) que generan mucho estrés. Por ejemplo: mudanzas, casamientos, separaciones, duelos, enfermedades, cambios de trabajo, etc.

¿Podemos aprender a ser resilientes? Claro que sí! Pero no es algo fácil, requiere autoconocimiento, entender nuestros pensamientos y sentimientos, poseer una mirada optimista y apoyarnos en nuestra red de vínculos (familiares, amigos, colegas, terapeutas).

Para finalizar, les regalo una hermosa frase de Mario Benedetti que me acompaña siempre:

 "No te rindas!, que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir tus sueños, destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo"

 



COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios