Problemas de Aprendizaje

Problemas de Aprendizaje

 

Por Lic. Anabella López Piñeyro

Psicopedagoga

 

El término “problema de aprendizaje” se utiliza generalmente para describir trastornos específicos del aprendizaje; esto es cuando las destrezas empleadas al aprender se encuentran afectadas. Los niños suelen presentar dificultades en la lectura, la ortografía, la comprensión, al razonar, al hablar, al estudiar,  o en el área de matemática.

Los problemas de aprendizaje varían entre las personas; es decir que en cada niño un mismo trastorno podrá  manifestarse de manera distinta.

Los investigadores sostienen que son causados por diferencias en el funcionamiento del cerebro y la forma en que éste procesa la información. También pueden ser consecuencia de problemáticas del orden afectivo o familiar. No nos referimos a personas “tontas”, ni “perezosas” o “distraídas”; de hecho, generalmente presentan un nivel de inteligencia promedio o incluso superior. Sin embargo como sus cerebros (ya sea por un bloqueo intelectual o afectivo) procesan la información de manera diferente, se genera el trastorno de aprendizaje porque no cuenta con las herramientas necesarias para apropiarse de los nuevos contenidos.

Las personas con este tipo de problemáticas pueden tener grandes progresos al iniciar el tratamiento psicopedagógico correspondiente; ya que durante el mismo se emplearán una variedad de técnicas, estrategias y metodologías de estudio que le permitirán abordar los conocimientos haciendo pleno uso de sus esquemas. Además de incrementar su umbral de tolerancia a la frustración y de este modo fomentar su autoestima, fundamental en el momento de emprender un nuevo aprendizaje.

 

¿Cómo detectar los problemas de aprendizaje?

 

Es muy común que este tipo de problemática se descubra cuando el niño ingresa a la escuela, ya que será justamente allí donde se pondrán en juego todas las capacidades y destrezas implicadas al aprender. Es posible que maestros y padres observen que el niño no está aprendiendo como se esperaba y decidan solicitar una evaluación diagnóstica.

Si presenta problemas inesperados al aprender a leer, escribir, escuchar, hablar, o estudiar matemáticas, entonces los padres y maestros podrán investigar más. Se encontrarán frente al momento apropiado para realizar una consulta psicopedagógica.

 

Cuando un niño tiene un problema de aprendizaje puede presentar las siguientes características:

·         Dificultades al aprender el alfabeto, rimar palabras o conectar las letras con sus sonidos.

·         Cometer errores al leer en voz alta, repetir palabras o detenerse reiteradamente.

·         Dificultades para comprender lo que lee o para expresar sus ideas por escrito.

·         Poseer una letra desordenada o tomar el lápiz torpemente.

·         Aprender el lenguaje tardíamente y tener un vocabulario limitado.

·         Dificultades para recordar los sonidos de las letras o escuchar pequeñas diferencias entre las palabras.

·         Problemas para comprender chistes, historietas cómicas ilustradas o frases sarcásticas.

·         Dificultades para seguir instrucciones, organizar tareas o aceptar normas y reglas.

·         Pronunciar mal las palabras o utilizar incorrectamente palabras con sonidos similares.

·         Confundir los símbolos matemáticos o leer mal los números.

·         Dificultades en la organización temporo-espacial (antes y después) o en el manejo del tiempo.

 

Se aconseja tanto a los padres como a los docentes asesorarse e investigar sobre el tema, para poder ayudar a sus hijos y alumnos a sortear estas dificultades.

Es fundamental la detección temprana de este tipo de trastornos, ya que se evitará que los niños empleen estrategias compensatorias de aprendizaje, las cuales muchas veces implican un gran gasto de energía psíquica innecesaria que impide que se generen aprendizajes verdaderamente significativos.

 

  

 



COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios